viernes , noviembre 24 2017
Inicio / Moda & Belleza / Chicas: Cómo elegir la plancha de pelo que más te conviene

Chicas: Cómo elegir la plancha de pelo que más te conviene

¿Quieres comprarte una plancha de pelo y no sabes cuál? Existen en el mercado una gran variedad de marcas y modelos a precios muy variados. Antes de posicionarte por un modelo en concreto, debes tener claro qué buscas en una plancha y elegir la que se adapte mejor a tus necesidades.

¿Sabes qué diferencias hay entre los materiales de las placas de las planchas de pelo? ¿Te conviene más la cerámica, el titanio, la turmalina…? ¿Con o sin ionizador? ¿Qué anchura debería tener tu futura plancha de pelo? ¿Y la temperatura, qué temperatura te conviene según tu tipo de pelo?

Como puedes ver, comprar unas planchas de pelo no es tarea fácil. A medida que la tecnología avanza, se añaden nuevas características y mejores funcionalidades a estos aparatos –cosa que celebramos– pero que, irremediablemente, dificultan el proceso de compra.

No debería ser así. Comprar las planchas de pelo adecuadas, o equivocarse al elegir, puede determinar completamente el aspecto de tu pelo durante los próximos años. Unas planchas de pelo de calidad y que, además, sean las adecuadas y óptimas para tu tipo de pelo te van a permitir sacar el máximo provecho a tu cabellera, además de conservar la salud de ésta.

Antes de empezar… ¿Cómo funcionan las planchas de pelo?

Nuestros pelos están formados por una proteína conocida como queratina. La queratina está formada por una serie de aminoácidos muy ricos en azufre que, entre ellos, forman enlaces (o puentes) disulfuro, que son cadenas que unen un átomo de azufre con otro que esté próximo. El número y naturaleza de dichos enlaces que se forman en las fibras de queratina está determinado genéticamente.

La buena noticia es que con suficiente calor podemos romper dichos enlaces disulfuro. Al aplicar calor deformamos y/o rompemos los enlaces que nuestro pelo presenta de forma natural, mientras que al mantener el pelo tenso, a la vez que lo enfriamos al dejar de aplicar calor, forzamos a que los nuevos enlaces se formen a nuestra voluntad.

El principal problema al que nos enfrentamos es que no hay un consenso sobre qué temperatura es óptima para romper los puentes disulfuro. Algunos estudios apuntan que se empiezan a romper a partir de los 70ºC, otros que depende de factores ambientales. La marca GHD, por ejemplo, es conocida por hacer que todas sus planchas se mantengan a una temperatura fija de 185ºC, y explican:

“No es cierto que a mayor temperatura el pelo se alise más rápido. La realidad es que un calor más bajo pero constante funciona mejor. Nuestra investigación muestra que el uso de por encima de la temperatura óptima para el planchado de pelo es perjudicial para el mismo”

¿Para cabello mojado o seco?

Es posible pasarse la plancha con el pelo mojado pero siempre que se trate de una plancha especial para ello.

¿Qué debe tener? Es imprescindible que sea cerámica y que la placa esté agujereada para que pueda salir el vapor causado por el contacto del pelo mojado con las placas calientes. Además es importante que antes de pasarte la plancha el pelo haya sido secado con una toalla, es decir, que esté húmedo pero no completamente mojado.

El pelo resiste mejor las temperaturas elevadas cuando está mojado, de modo que una plancha para cabello mojado no tiene porque estropearte el pelo. En cambio, si se utiliza el secador y luego una plancha para pelo seco el peinado durará más tiempo.

Existen distintos modelos para cabello mojado y seco a la vez, como la linea Wet2Straight de Remington, Wet/Dry de Babyliss o Handy Wet & Dry de Rowenta.

¿Con sistema de iones?

Ahora, secadores, cepillos y planchas de pelo cuentan con dispositivos que permiten emitir iones negativos durante el funcionamiento. ¿Cómo actúan los iones negativos? Humedecen la fibra capilar a la vez que la secan, lo que deja el cabello más suave, brillante e hidratado. Además eliminan la electricidad estática del pelo y ayuda a combatir el encrespamiento.

Muchas marcas han incorporado un sistema de iones en algunos de sus modelos. Como es el caso de las planchas Braun con iontec, o modelos determinados de Philips, Babyliss, Remington o Rowenta.

¿Con temperatura regulable?

Las planchas con temperatura regulable permiten seleccionar la temperatura indicada para cada tipo de cabello y así evitar que el pelo se maltrate por un exceso de calor. Según los consejos de la Organización de Consumidores y Usuarios, la temperatura mínima para un buen alisado son 120ºC, en el caso de los cabellos finos nunca se deben sobrepasar los 160ºC y se puede llegar hasta 200ºC en caso de pelo más grueso o de rizos muy marcados.

¿Merece la pena comprar una plancha con regulador de temperatura? Seguramente dependerá del uso que le
quieras dar. Si el uso de la plancha va a ser diario es mejor invertir en una buena plancha. Pero si no la vas a utilizar cada día a lo mejor puedes optar por una plancha con botones para regular el calor de forma manual, en lugar de una plancha con indicador digital de temperatura (con pantalla LCD).

¿De qué tamaño?

Las planchas gruesas tienen más placa y por lo tanto permiten planchar en menor tiempo un cabello abundante.
Son perfectas para cabellos largos.

Las planchas finas permiten alisar mechones más cortos, moldear el pelo y dan más juego. No son tan rápidas como las planchas con superfície más gruesa pero podrás alisar, hacer bucles y peinar las puntas del pelo. Este tipo de plancha sirve tanto para cabello largo como corto.

Las planchas de viaje son útiles para cabellos muy cortos y flequillos, aunque pueden utilizarse para cualquier tipo de cabello. A diferencia de las otras planchas, la superficie estrecha y corta de la plancha de viaje permite alisar mechones de pelo muy cortos. Además, son perfectas para retocar el peinado.

¿Para alisar y rizar?

¿Existen planchas especiales para rizar el pelo? Sí, existen planchas especiales para hacer ondas y rizos aunque
con maña es posible rizar el pelo con la mayoría de planchas. Todo es cuestión de tiempo y práctica, aunque siempre será más fácil si eliges una plancha de poco grosor.

¿Qué tienen algunas planchas de especial? Las planchas más finas y con placas acabadas de forma redondeada son más fáciles de utilizar para hacer rizos, a diferencia de las planchas de placas gruesas que son únicamente para alisar. También hay algunos modelos con una placa añadida completamente ovalada para facilitar el rizo, como una mezcla de plancha y tenacilla.

¿Liso en una sola pasada?

Sin duda las planchas con más renombre son las que sólo se venden en peluquerías pero también hay otras marcas con modelos de gama superior a un precio más asequible. Algunas planchas, por ejemplo, tienen placas de turmalina o titanio para mejorar el resultado del alisado. La turmalina ayuda a tener un pelo más sedoso y brillante gracias a las características iónicas e infrarrojas de dicho mineral. En el caso de las planchas con las placas de titanio, estas tienen una superficie mucho más lisa que las cerámicas y retienen mejor el calor, lo que significa que alisan el pelo en una sola pasada y evitan castigar el cabello. También existen planchas que combinan las placas de cerámica con las de mármol para disminuir el tiempo de contacto con el calor y así evitar que el pelo se dañe.

CONCLUSIÓN: ¿Vale la pena invertir en unas buenas planchas?

A estas alturas ya debes ser un especialista en planchas de pelo 🙂 Y una de las preguntas más habituales llegados a este punto es… ¿Vale realmente la pena invertir en unas buenas planchas de pelo?

Por supuesto que vale la pena. En primer lugar, porqué la salud y aspecto de tu melena van a depender de ello. Si te compras unas planchas mediocres los resultados van a ser mediocres, por lo que su uso no te va a dejar satisfecha (o satisfecho); si, por contra, inviertes en unas buenas planchas, es muy probable que empieces a usarlas más de lo que pensabas puesto que estarás satisfecha con sus resultados.

Por otro lado, no te dejes engañar por los discursos publicitarios de las marcas. Por ejemplo, como hemos visto, una muy buena opción son las planchas de cerámica con turmalina. ¿Pero de qué calidad será la cerámica y qué cantidad de turmalina van atener unas planchas baratas? Como puedes sospechar, nadie regala duros a cuatro pesetas.

Finalmente, como ya hemos dicho en al artículo, la característica esencial que va a determinar la calidad y los resultados de tu futura plancha es que ésta reparta la temperatura uniformemente y sin altibajos sobre las placas, que deben ser de un material de alta calidad con un bajo coeficiente de fricción. Estas cualidades, esenciales, sólo se encuentran en planchas de gama media y alta.

¿Mi recomendación personal? No te compres unas planchas baratas. Opta por las gamas medias y altas. Si no te llega, sigue ahorrando, pero no malgastes tu dinero; ¡Inviértelo en un producto que te satisfaga!

TG Facebook Comments

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com